La elección de los vidrios es de suma importancia al momento de considerar la adquisición de nuevas aberturas, dado que hay que tener en cuenta la seguridad de su familia.

Para ello es necesario determinar las áreas de riesgo y colocar en las mismas, vidrios de seguridad para evitar accidentes.

Vidrio común: Conocido también como vidrio “Float” o plano.
Si un vidrio común se rompe sin importar su espesor, el mismo se fractura en grandes astillas filosas. Este tipo de vidrios debe utilizarse donde no hay riesgo de impacto.

Vidrio de seguridad: Existen dos tipos, laminados y templados.
Ambos vidrios, en caso de ruptura, no generan peligro para las personas ya que no se rompen en forma de astillas.

El vidrio laminado está compuesto por dos hojas de vidrio común
y una lámina de plástico que separa ambos vidrios.
En el caso de ruptura, los vidrios se rompen pero la lámina hace que los trozos de vidrio queden pegados a la misma lo que minimiza el riesgo de accidentes.

El vidrio templado se fabrica calentando el vidrio común para luego enfriarlo rápidamente, esto hace que sea más resistente y en el caso
de romperse, el mismo se fragmenta en pequeños pedazos con lo cual las posibilidades de heridas cortantes o
profundas son mínimas.

DVH (Doble Vidriado Hermético): Es un componente fabricado con
dos o más vidrios separados por una cámara de aire, herméticamente sellados en todo su perímetro.

Características:
- Mejora el aislamiento acústico y térmico.
- Reduce la condensación evitando que el vidrio se empañe.
- Disminuye las pérdidas de calor, ahorrando energía de climatización.

Asunción 2239 - Martínez (1640)
Prov. Buenos Aires - Argentina
(011) 5252-9230 aluminorsrl aluminor
Diseño y programación: www.numun.com.ar Copyright 2016 - Todos los derechos reservados